A pesar de la pandemia, los alumnos de música de Rickards siguen improvisando

28 de mayo de 2020

Oakland Park - Sheyla Torres siente pasión por la música y espera convertirla algún día en una carrera musical.
Pero el coronavirus privó a Torres, alumna de octavo curso de la James Rickards Middle School, de la oportunidad de dedicarse a la parte de su pasión que incluía tocar con sus compañeros de banda.

"Quiero tocar con todo mi corazón y echo de menos tocar con otras personas", dice Torres, que espera formar parte de la banda de música del Northeast High School el año que viene.

Afortunadamente, se ha presentado la oportunidad de seguir ejerciendo.

Torres es uno de los 35 estudiantes de música de Rickards que reciben instrucción y practican virtualmente a través del nuevo programa "Let the Music Play On".
Una vez a la semana, cada estudiante recibe una clase virtual de 45 minutos con un instructor de la School of Rock de Boca Ratón. Pueden interactuar con el instructor y recibir consejos sobre cómo mejorar sus habilidades. También hay una reunión semanal de Zoom y una noche de micrófono abierto virtual de School of Rock.

Safe Schools for Alex, creada en honor a Alex Schachter, uno de los estudiantes asesinados durante el tiroteo masivo en Marjory Stoneman Douglas High School en 2018, se asoció con School of Rock para crear "Let the Music Play On".

Fue fundada por el padre de Alex, Max Schachter.

"El objetivo de la organización es fomentar el amor por la música y, al mismo tiempo, tener un efecto positivo en cada uno de los alumnos, como le ocurrió a Alex", dijo Schachter.
Valeria Valera, alumna de séptimo curso de Rickards, toca el trombón y la guitarra y afirma que los profesores del programa hacen su trabajo con eficacia y esmero.
"La música puede levantar tu espíritu y llegar a los lugares más oscuros de tu alma. La música te ayuda a tomar mejores decisiones", dijo Valera. "Es como una terapia".
Darek Bloch, director general de School of Rock, también habló del poder de la música, incluido el de motivar e infundir confianza.
El Dr. Washington Collado, director de Rickards, cree firmemente en la educación musical y dijo que
"Let the Music Play On" debería repetirse en otras escuelas. "Otros alumnos tendrían suerte de tener esta oportunidad", dijo.

Summer McClendon enseña banda y piano en Rickards y está entusiasmada con el programa.

"Es un gran honor formar parte del programa piloto. . los niños practican y mejoran", afirma. "La atención individualizada les está proporcionando una motivación superior a la que podemos ofrecerles durante las clases normales".

Haga clic aquí para leer el artículo original.